Noviembre 29, 2022

Japón se suma a las sorpresas: remonta y gana 2-1 a Alemania

Un júbilo inesperado se vive en las calles de Japón mientras los alemanes se sumergen en el grito de un desastre por el futbol. En un episodio que sólo llegaron a imaginar en sus conocidos animes, los japoneses consiguieron un triunfo histórico en Qatar 2022 al remontar para vencer 2-1 al tetracampeón Alemania, que repitió la historia de hace cuatro años al caer en su debut en un Mundial.

Con la encomienda de retornar al grupo élite del balompié, tras el fracaso en Rusia 2018, donde llegaron como campeones y fueron eliminados en la fase de grupos, la Mannschaft fue perfecta durante 75 minutos en el estadio Khalifa, hasta que los cambios del entrenador y una sorpresiva reacción del rival la derrumbó.

“Es un momento inolvidable para el equipo, hemos hecho historia", dijo el delantero japonés Kaoru Mitoma después de la victoria al reconocer que fueron inspirados por el triunfo de Arabia Saudita ante Argentina.

Con una ofensiva liderada por Thomas Müller, los alemanes fueron dueños del partido con disparos que apenas pasaron por un costado del arco. Incluso Jamal Musiala, quien debutó en un Mundial con 19 años y 270 días, destacó en el campo con jugadas individuales que rompieron la defensa japonesa.

Sin embargo, fue un error de los asiáticos la llave que permitió a los europeos alcanzar la meta. En un ingenuo intento por detener al rival, el arquero japonés Shuichi Gonda provocó un penal. Con semblante frío y puntería afinada, Ilkay Gündogan consiguió la ventaja al minuto 33 desde los 11 pasos.

Con un ataque insistente, Alemania peleó por el segundo tanto que le asegurara una mayor tranquilidad en el marcador y Kai Havertz logró mandar el esférico a las redes (45), pero el tanto fue anulado por un fuera de juego señalado con el VAR.

 

El duelo era por completo de la Mannschaft, hasta que el estratega Hansi Flick decidió prescindir de dos de sus mejores hombres: Gündogan y Musiala, para darle minutos a Leon Goretzka y Mario Götze, cambios que fueron aprovechados por los asiáticos para un inesperado cierre.

Japón fue más agresivo y Alemania se empezó a sentir incómoda al grado de que el arquero Manuel Nauer fue clave con un par de atajadas, pero en un descuido abrió la puerta al rival.

Ritsu Doan, con apenas un par de minutos en la cancha, aprovechó un rechace del arquero e igualó el marcador de manera momentánea al minuto 75.

El nerviosismo y los fantasmas comenzaron a rondar a Alemania mientras Japón persistió y apenas ocho minutos después sentenció el duelo, cuando Takuma Asano superó a Nico Schlotterbeck por el costado derecho y en ángulo cerrado disparó para concretar una victoria que arrastraba un halo de utopía.

Así, contra los pronósticos y sin un deslumbrante palmarés, Japón derribó a uno de los equipos con mayor historia del futbol, al tiempo que se ubicó en el segundo lugar del Grupo E, por detrás de España.

En contraste, Alemania sucumbió en un debut del Mundial por tercera vez. Aparte de la derrota contra México en 2018, la Mannschaft también perdió ante Argelia en 1982.

La fase de eliminación directa ya ha empezado para nosotros, dijo con seriedad Thomas Müller. Hay que recuperarse, aún tenemos una opción, pero dedemos ganar imperativamente a España.

 

 

INFORMACION DE LA JORNADA 

Noticias Populares